royal-caribbean-gulf-market
Compartir

Publicado Abril 2015 TTC.TRAVEL TRADE CARIBBEAN

Según un viejo adagio los grandes problemas requieren grandes soluciones.

Los superbarcos, cruceros gigantes que dominan ese negocio por el mundo cumplen esa máxima. Parecen ser las soluciones casi ideales para la crisis global y los constructores están de parabienes. Uno de los mayores buques de crucero jamás construido debutará en aguas de Australia el próximo año.
Se trata del Ovation of the Seas, capaz de transportar 5.000 pasajeros y 1.500 tripulantes y el cual ya cumplirá en la temporada 2016-17 temporada cinco viajes por separado alrededor de Australia y Nueva Zelanda.
Australia es el mercado de cruceros de más rápido crecimiento en el mundo. Cerca de un millón de australianos tomaron un crucero en 2014 y convirtieron así en multimillonario, unos $ 1,8 mil millones de dólares ese año, ese segmento turístico nacional.
Se espera que el nuevo buque rompa todos los records. Está actualmente en los toques finales de construcción en Alemania mandado a hacer por la Royal Caribbean, la mayor compañía de cruceros del mundo. Royal Caribbean cuenta con 45 buques que navegan bajo cinco marcas y opera los cruceros más grandes del planeta, súper o megaliners, incluyendo el Oasis of the Seas, Explorer of the Seas, Rhapsody of the Seas y el barco gemelo del Oviation, Quantum of the Seas.

Ciudades turísticas flotantes

MailOnline, una revista digital británica publicó recientemente fotografías de una ciudad flotante real. El barco Oasis of the Seas, que es el crucero más grande y revolucionario del mundo: la colosal nave cuenta con 16 cubiertas, desplaza 220 000 toneladas de registro bruto (TRB), y transporta 5,400 pasajeros en 2,700 habitaciones de diversos precios.
“Oasis of the Seas es el primer barco construido en el nuevo concepto de la línea de cruceros, de “parodiar” ciudades enteras en cubierta. El Oasis tiene siete áreas temáticas distintas, que incluyen las llamadas Central Park, Boardwalk, Royal Promenade, la piscina y zona deportiva, Spa y Fitness Center, gran zona de diversiones y una zona solo para jóvenes.
“La introducción de una estructura al estilo de Nueva York nunca se han visto antes en un trasatlántico y seguramente redefinirá el alojamiento de crucero”, añadió MailOnline.
La empresa encargó esta especie de bestia descomunal mucho antes de la crisis económica, pero espera no obstante llenar todos sus espacios, suficientes para más de 6.000 pasajeros. La razón por la que los buques supercruise se construyen es el dinero.
La crisis mundial ha demostrado ser severa y persistente y por tanto las soluciones deben ser similares. Los expertos aseguran que sólo los enormes barcos atraen a un gran número de turistas sin importar sus ingresos. Los super cruceros son de alguna manera una copia de las megaciudades en términos sociales.
Pero persisten las preocupaciones.
Un problema es que si algo sale mal en medio de un megaviaje de un megacrucero, los desastres pueden ser también gigantescos, especialmente los ambientales. Es difícil imaginar lo que pasaría si en una de esas ciudades flotantes estalla una epidemia o un incendio, o un naufragio ocurre. El ejemplo del Titanic puede ser muy viejo, pero aún es elocuente, sobre todo cuando las medidas de seguridad adecuadas no son seguidas. Otro accidente de nuestro tiempo, el del Costa Concordia, un súper crucero de gran tecnología, es un aviso mucho más cercano y perturbador.
Sin embargo, constructores y empresarios saben que los turistas aficionados a los viajes marítimos apoyan ya sin temor a los súper cruceros. La gente no tiene miedo de las aventuras, sobre todo las que dan placer.
¿Y quién con suficiente dinero en el banco puede negarse a navegar en una ciudad flotante? El espectáculo es único. Pasar vacaciones en un barco donde se puedan encontrar a bordo siete vecindades, una pista de hielo, varios parques temáticos, una piscina con dos trampolines de diez metros, un campo de golf, y un anfiteatro al aire libre de inspiración griega con capacidad para 1300 espectadores.
Tendremos que aceptarlo. El de los super barcos es un super reto.

Publicado Abril 2015 TTC.TRAVEL TRADE CARIBBEAN

Compartir