Compartir

La estación de cruceros del puerto de Santa Cruz va a buen ritmo, sin embargo, para cumplir con los plazos fijados hasta diciembre, en las dos próximas semanas, a partir de hoy, los trabajos previos que se venían realizando en el Muelle de Ribera se van a intensificar, organizándose en dos turnos, uno de mañana y otro de noche. Esto va a suponer una serie de molestias relacionadas con el ruido, por lo que la Autoridad Portuaria pide disculpas a los vecinos por los posibles inconvenientes.

Según explicó el puerto en un comunicado, las obras de construcción de la estación de cruceros, iniciadas el pasado mes de julio, se centran actualmente en la cimentación de los nuevos módulos y en la preparación de la estructura metálica que constituye su esqueleto para cubrirla con pintura ignífuga. No obstante, una de las ejecuciones previstas para el próximo mes de septiembre, la cimentación de la futura pasarela de peatones, ha obligado a Puertos de Tenerife a tomar medidas para acelerar durante las dos próximas semanas los trabajos de refuerzo del Muelle de Ribera, complementarios a los de la propia estación y también en pleno desarrollo.

En este sentido, se ha acordado trabajar en el refuerzo del Muelle de Ribera en doble turno, uno de mañana y otro de noche, para impulsar dichas tareas, habiéndose establecido el día de hoy, martes 18, como fecha de inicio.

Se ejecutarán así en mitad de tiempo los conocidos como micropilotes, elementos constructivos que evitarán la afección sobre la estructura del muelle de la viga cantil, infraestructura que soportará la pasarela de embarque y desembarque para uso de los cruceristas.

De esta manera a principios de septiembre, coincidiendo además con el inicio de la temporada de cruceros 2015-2016, se habrá liberado los cuatro metros lineales necesarios, en el Muelle de Ribera, para comenzar con dicha cimentación y evitar interferencias entre ambos proyectos que pudieran llevar a un retraso de la infraestructura.

La Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife, consciente de la situación, solicita a los vecinos más próximos al puerto que disculpen las molestias que estos trabajos puedan ocasionar puesto que al producirse en horario nocturno van a generar molestias relacionadas principalmente con el ruido.

La nueva terminal de cruceros del puerto de Santa Cruz de Tenerife estará operativa para la temporada de cruceros 2016-2017. Diseñada como construcción de última generación con capacidad para atender cruceros de hasta 4.000 pasajeros, ocupará una superficie aproximada de 8.473 metros cuadrados e integrará las funciones de chequeo, control, espera de pasajeros, distribución de maletas y locales comerciales, además de áreas de aparcamiento para guaguas, taxis y aprovisionamiento, entre otros servicios.

Compartir