Compartir

La Autoridad Portuaria de Ceuta ha puesto en marcha un proyecto para mejorar el puerto de recepción de los cruceros que llegan a la ciudad con la intención de recepcionar a buques de mayor eslora así como facilitar su estancia en el punto de atraque.
La Autoridad Portuaria ha promovido unos trabajos en el muelle de España -situado junto a la sede portuaria- al entender que las instalaciones portuarias no han evolucionado al mismo ritmo que los cruceros, lo que se ha traducido en un importante descenso en la llegada de estos barcos a la ciudad.
La adecuación del muelle supondrá una mejora en las infraestructuras al eliminar una serie de naves comerciales que estaban situadas en este lugar.
Paralelamente, se van a reforzar los elementos de seguridad para una mayor comodidad de los cruceristas y los megayates que puedan llegar a la autonomía ceutí para hacer una escala durante varias horas.
“Ceuta ha sido siempre un puerto interesante como área de paso de los cruceros ya no sólo por los encantos de Ceuta sino por el atractivo fiscal para el avituallamiento de combustible”, ha dicho el presidente de la Autoridad Portuaria, José Torrado.
El responsable portuario también ha señalado que está trabajando con la Ciudad Autónoma para que los cruceros puedan ser tratados de forma fiscal igual que un buque mercante, lo que favorecerá la presencia de este nicho de mercado al abaratar los costes de su estancia.
Los trabajos han comenzado con el derribo de unos almacenes situados junto a los atraques, los cuales han coincidido con la llegada a primeras horas de la mañana con un megayate que ha atracado en la misma zona.
Una vez finalizados los trabajos, el puerto ceutí podrá acoger cruceros de mayores dimensiones y recibir de una manera más “moderna y cómoda” a las personas que lleguen a la ciudad.
La obra se divide en tres fases y todo el muelle estará destinado a la recepción de estos barcos, a pesar de la dificultad debido a la importancia de los puertos del entorno, principalmente de Gibraltar y Tánger Med (Marruecos).
Las empresas que mantienen sus negocios en estos almacenes están siendo trasladadas a otro muelle de la ciudad ya que la intención es que el espacio del muelle quede diáfano, estando previsto que los trabajos finalicen a finales de 2016 o a principios de 2017 con una inversión de unos 3 millones de euros.
La última fase del proyecto supondrá la construcción de nuevas defensas y norays en la cara de levante, que es la que se utiliza para el atraque de los barcos, lo que posibilitará el atraque de buques con un tonelaje mayor al actual, según las previsiones realizadas por los técnicos portuarios.
La Autoridad Portuaria de Ceuta ha cerrado los primeros ocho meses del año con una sola escala, lo que supone un descenso de más del 80 por ciento en comparación con el pasado año, siendo una de las cifras más bajas de los últimos años.
Ceuta vivió su auge de cruceros en 2008 con 25 escalas después de las 20 escalas de 2007, pasando a las 10 escalas de 2009, las 8 de 2010, las 6 de 2011, otras 7 escalas en 2012 hasta llegar a las cuatro y tres de los dos últimos ejercicios.

Compartir