Compartir

Fuente LA RAZÓN

Con los más de 28.000 viajeros recibidos ayer, el puerto de la ciudad bate su récord y sigue su tendencia al alza

Cada día que pasa, cada verano que pasa, Barcelona se va confirmando como la capital del Mediterráneo en lo referente a los cruceros. Además, como se ha visto recientemente, Tarragona también va ganando terreno en este ámbito, tal y como se deducen de los últimos datos anunciados por este puerto.

Los datos de los últimos días confirman esta tendencia. Durante casi todoslos fines de semana de este verano más de 30.000 cruceristas hicieron escala en Barcelona, lo que significa una cifra máxima para este año, y también para los anteriores. En el día de ayer, 11 de septiembre, se batió el récord de cruceristas en un domingo en la capital catalana.

Concretamente, ayer llegaron a Barcelona casi 30.000 cruceristas, la mejor cifra de la historia en un domingo. Por lo tanto, se confirmaron las mejores previsiones. Además, ha coincidido con un verano especialmente exultante en lo que se refiere a turismo en la capital catalana, con otró récord de visitantes, más de 1,7 millones de pernoctaciones.

Verano de récord

A principios de julio ya se empezó a ver que este verano Barcelona batiría algunos de sus récords. Cerca de 65.000 pasajeros de cruceros hicieron escala el primer fin de semana de este mes en el puerto, con escala ese fin de semana en el puerto, que marcó su récord del año. Entre ese viernes y el domingo, en el primer fin de semana de julio, hicieron escala en la ciudad un total de 16 cruceros.

En concreto, siete el viernes, cuatro el sábado y cinco más el domingo. El último día de la semana

En todos los casos se ha tratado este verano de naves turísticas de gran capacidad. En el primer domingo de julio Barcelona ya se observó la buena salud crucerista de la ciudad. Hasta el día de ayer, fue la jornada con más cruceristas, con un total de 27.900.

Llegaron tres de los cruceros más grandes del mundo con esloras superiores a los 300 metros. Fueron el «Harmony of the Seas», el «Norwegian Epic», y el «Brittania». Llama especialmente la atención el primero. El «Harmony of the Seas mide 362 metros de eslora y tiene 70 metros de altura. Alcanza las 227.000 toneladas, tiene capacidad para alojar a unas 8.000 personas, 2.000 de las cuales forman parten de la tripulación, y en sus 16 cubiertas dispone de 20 restaurantes, galerías comerciales, teatro acuático, pista de patinaje sobre hielo y casino.

Durante todos los domingos de este verano Barcelona ha recibido a más de 20.000 cruceristas, con unas cifras récord. En el mes de agosto, y sobre todo en este septiembre, se han superado estos datos. Una vez haya pasado el verano, en octubre todavía se mantendrán las altas cifras de cruceristas. El puerto de Barcelona es líder en Europa en el turismo de cruceros. Más de dos millones de pasajeros embarcan o desembarcan cada año desde las terminales barcelonesas.

Compartir