Compartir

El crucero Azamara Quest, de la naviera Azamara, ha estrenado este viernes la temporada de cruceros del Puerto de Tarragona con la llegada de 700 cruceristas a bordo, ha informado el enclave portuario en un comunicado.

La embarcación, con una eslora de 180,45 metros y un calado máximo de 5,95, ha llegado procedente de Niza (Francia) y estará en la ciudad hasta este sábado, cuando zarpará hacia Málaga.

Los cruceristas tienen programadas actividades culturales y de ocio, como visitas a la Tarraco romana, la Reus modernista de Gaudí, y monumentos como el monasterio medieval de Poblet, aunque también podrán desplazarse hasta Barcelona. Con la llegada de esta embarcación, el Puerto empieza a recoger los frutos de su estrategia para erigirse en destino de cruceros internacional bajo la marca ‘Tarragona Cruise Port Costa Daurada’.

Las previsiones para este 2015 son que el enclave portuario tarraconense reciba nueve embarcaciones y 8.000 cruceristas, un crecimiento significativo teniendo en cuenta que en 2014 recibió a 2.000 pasajeros.

 

Compartir