Compartir

Publicado 11-05-2015 lavanguardia.com

El más tecnológico de los cruceros.

Se trata de una de las novedades más interesantes de la temporada y si hoy no hay ocasión de verlo, el día 13, es decir, el miércoles, se podrá ver una réplica exacta. Se trata del Anthem of the Seas, el barco tecnológicamente más avanzado del momento, propiedad de Royal Caribbean, que este mediodía ha atracado en el puerto de Barcelona en una de sus primeras rutas por el Mediterráneo. Su gemelo, el Quantum of the Seas, lo hará dos días más tarde. Son dos de los barcos que integran el despliegue de la naviera en Barcelona, donde esta temporada ha organizado un verdadero desfile de primeras figuras del mundo de los cruceros.

Anthem_of_the_Seas_W716

Con 347 metros de eslora, 168.000 toneladas de registro bruto, 16 cubiertas de pasajeros y una capacidad para 4.905 personas en ocupación, el Anthem of de Seas ha tocado puerto hoy procedente de Gibraltar con una ocupación aproximada del 80%. Esta tarde mismo fijará rumbo a su siguiente destino, al puerto francés de Villafrance-sur-mere. Este barco está considerado uno de los grandes cruceros, pero su verdadera novedad se haya en la tecnología punta de la que está dotado. Sin ir más lejos, en los camarotes interiores un sistema de realidad virtual permite al pasajero disfrutar de las mismas vistas a tiempo real que las que están disfrutando los pasajeros de camarotes exteriores. Una especie de balcones virtuales que mitigan posibles sensaciones de agobio propias de los espacios cerrados. En cuanto a ocio, el barco incorpora la primera experiencia de paracaidismo en alta mar con un impresionante túnel de viento, así como una grúa atalaya que eleva a los pasajeros casi 100 metros en el aire en una cápsula de vidrio desde donde se tienen unas espectaculares vistas de 360 grados.

La realidad virtual también está presente en el espacio conocido como Two70, una sala multinivel que ocupa parte de la popa del barco, acristalada del techo al suelo, y que puede ofrecer imágenes reales del mar o del lugar donde se encuentre el barco, o convertirse en un frondoso bosque, entre otras muchas posibilidades. El SeaPlex, un espacio donde jugar con autos de choque, calzarse unos patines o aprender en una escuela de circo con trapecio, es otra de las novedades que en materia de diversión introduce el barco, donde también destaca el bionic bar, una barra atendida por robots-camareros.

El Anthem y el Quantum son sólo dos de los grandes barcos de Royal que hará desfilar por Barcelona. Otro es el Allure of the Seas, pero este viene para quedarse a partir del 19 de mayo. Se trata del barco que ostenta el título de más grande del mundo, un puesto que le arrebatará el año próximo el Harmony of the Seas, la que será la nueva joya de la corona de la naviera norteamericana y que quedará posicionado en Barcelona como puerto base.

Publicado 11-05-2015 lavanguardia.com

Compartir