Compartir

Publicado  EXPRESO

Costa_Brava_cruceroLa localidad de Roses, en la provincia de Gerona, es la primera que inaugura temporada. Se trata de un sector que impulsa el turismo y aporta un importante retorno económico.

La actividad de cruceros en los puertos gestionados por la Generalitat de Cataluña se ha convertido en un segmento importante para ayudar a impulsar el sector turístico, dinamizar la economía del territorio y posicionar la costa catalana en todo el mundo.
Costa Brava inicia la temporada de cruceros siendo el puerto de Roses el primero en dar la bienvenida a las compañías navieras. De acuerdo a los datos facilitados por el consistorio rosense, la llegada de turistas procedentes, en su mayoría, de Francia, Alemania, Bélgica, Gran Bretaña, Austria, Finlandia, Estados Unidos y Suiza, supondrá un aumento de viajeros en un 25% respecto a 2015.
Por primera vez, el puerto de Roses da el pistoletazo de salida a la temporada de cruceros de la Costa Brava. Se trata de un año en el que el municipio espera el amarre de seis barcos (Saga Pearl II, Artania, Silver Cloud y Serenissima), lo que generará un repunte de turistas que aumenta con respecto al año pasado en un 25% y cuya actividad se extenderá hasta el próximo 18 de octubre.
En el caso del puerto de Roses, el consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, la ha definido en el acto de presentación como un ‘modelo de éxito’ dado que entre sus innumerables recursos turísticos que atraen a miles de viajeros cada año se encuentran dos parques naturales y la puerta de entrada al Museo Dalí.
Roses se ha posicionado, así, como un puerto que recibe compañías navieras de lujo que escogen sus aguas para fondear en un espacio singular como es su Bahía en un momento en el que el segmento crucerístico goza de muy buena salud. Este destino se complementa, además, con el puerto de Palamós que, junto con esta villa costera, cerraron su temporada de cruceros de 2015 con 43.100 pasajeros y un impacto económico de tres millones de euros.
Gracias a la cercanía que experimenta Roses con Figueras, Peralada y Gerona, el 14% de los turistas realizan una visita a los atractivos turísticos de estos municipios, entre los que se encuentran La Rambla, el Castillo y Museo de Peralada, el claustro de Sant Domènec o la Iglesia de Santa Eulalia.
Además, el 86% optó por quedarse en el municipio para visitar el Castillo de la Trinidad, las rutas verdes que recorren el Cap de Creus, la Bahía de Roses o el Camino de Ronda, así como las playas del Bonifaci, Cala Calís, Montjoi, La Pelosa o Rustella, los cinco vértices turísticos que estructuran Roses y que por su belleza natural y salvaje han atraído a estos viajeros.

Fuente EXPRESO

Compartir